No. 102 / Septiembre 2017

Jean Portante*


Traducido por Emma Julieta Barreiro, con el autor
 
 
Este poema hace alusión, entre otras cuestiones, al terremoto en la región de l’Aquila en Italia el 6 de abril de 2003, pero su traducción se hizo a raíz del terremoto del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México, por las resonancias de un sufrimiento en el otro y su clamor paradójico de continuidad. 


JE VOYAIS BIEN QU'ON DECHIRAIT TOUT
autour de moi.

On déchirait le sud et on déchirait le nord
mais on ne jetait rien.

On déchirait tout et on ne jetait rien.

Mais quand on s’est mis à déchirer le soleil
et que c’était clair qu’on ne s’y brûlerait pas
et qu’ensuite on a déchiré le cyprès
sans qu’une goutte de temps ne soit versée
il n’y avait plus de doute.

C’est pour que tout reste entier qu’on déchirait.

C’est parce qu’on déchirait que tout restait entier.




Podía ver que DESGARRABAN todo
alrededor mío.

Desgarraban el sur y desgarraban el norte
pero no tiraban nada.

Desgarraban todo pero no tiraban nada.

Pero cuando se pusieron a desgarrar el sol
y quedaba claro que no iban a quemarse
y luego cuando desgarraron el ciprés
sin que ni una gota de tiempo fuera vertida
no quedaba más duda.

Para que todo quedara entero desgarraban.
Porque desgarraban todo quedaba entero.



* Del libro de Jean Portante Après le temblement, Castor-Astral, París, 2013.